14 Enero , Día de la Divina Pastora, Oración


14 Enero, Día de la Divina Pastora

La Virgen de la Divina Pastora es una de las Patronas más veneradas en todo el territorio Venezolano, originaria de Barquisimeto.

Origen de la Virgen de la Divina Pastora

La avocación de la Virgen María tiene su origen en España, en donde hizo su primera aparición a un fraile, la divina imagen de la bellísima mujer dulce y venerada por muchos, apareció en un entorno campestre y rodeada de bellezas de la naturaleza, vestía una manta violeta y el bastón que guía al rebaño. Llena de un carácter simbólico rico en alegorías religiosas, la imagen de la Virgen quedó impregnada de aquel hombre, mismo que acudió inmediatamente a pedir en la ciudad que fuese retratada para registrar eternamente la visión que tuvo ese día.

En Venezuela, debido a la transculturización española, la imagen de la Divina pastora vino con la llegada de los conquistadores, aunque, es necesario acotar que no existe una fecha exacta en la cual explique cuándo fue el inicio de la devoción por la Madre Santa.

Lo que sí es seguro es que existen anécdotas, registros, historias y documentos que hacen la verídica a la imagen adorada por muchos venezolanos.

La imagen llegó principalmente a la capital de la nación, lugar que un Vicario parroquial de Barquisimeto visitó, allí nació su devoción y amor por la particular Virgen. Posteriormente hizo llegar la imagen a Barquisimeto estado Lara, sitio en donde es Patrona.

Las apariciones que son testimonio de los milagros de la Divina Pastora, son contadas por los mismos devotos que le rinden culto y amor a esta imagen divina, a continuación verá algunos de los detalles de las apariciones:

Una madre en Barquisimeto cuenta que su hija tuvo un accidente con un gancho de ropa, la niña introdujo el objeto por su tráquea y llegó a su estómago, la mujer desesperada en el proceso quirúrgico de extracción hizo oraciones a la Divina Madre para que le ayudara a su niña a vivir; de repente la imagen de la Patrona apareció con Jesús en sus brazos en su hogar como obra y gracia divina, salvando a la pequeña.

Otro testimonio, cuando un niño tragó accidentalmente una aguja, durante el ajetreo la madre desesperada gritaba el nombre de la Virgen, quien hizo su aparición inmediatamente y salvó al pequeño de cualquier posible desgracia.

En el terremoto de 1812 la imagen de la Divina Pastora quedó ilesa luego de que se derrumbaran las estructuras en donde residían la mayoría de los pobladores.

ORACION

Si se encuentra en estado de desolación, si se encuentra perdido, si desea agradecer, si desea hacer cualquier petición a la Divina Pastora, puede realizar la siguiente oración:

Oh Divina Pastora de almas,
Madre de los bienaventurados
Tú que siempre te has preocupado por nosotros,
Tú que eres nuestra salvación,
que nos has cobijado y cuidado con maternal protección,
que nos has dado fuerza y valor en los malos momentos,
en las tristezas, pesares y desalientos,
no dejes de darnos tu ayuda y llénanos de paz y tranquilidad.

Madre amorosa que con cariño y comprensión
nos das esperanza en nuestra aflicción,
sigue estando con nosotros,
concédenos siempre tu ayuda, amparo y atención.

María madre amorosa y mediadora nuestra
Virgen pura, tú que lo puedes todo:
intercede por nosotros ante Jesucristo tu Hijo,
el Buen Pastor,
para que no conceda los favores que ahora
pedimos con fe y humildad de corazón:

(solicitar lo que se desea conseguir).

María, Divina Pastora,
que tus manos de Madre guíen y orienten nuestros pasos
en el difícil camino de la vida,
condúcenos con tu inmensa ternura y misericordia,
haznos fieles al seguimiento de tu Hijo,
fieles discípulos como tú, Madre amada,
que siempre has guiado a las almas a su encuentro.

Danos fortaleza en nuestros cansancios y miserias,
y auxilio en nuestros problemas y necesidades,
libéranos del mal y del enemigo que podamos encontrarnos,
y haz que aborrezcamos la envidia y el odio.

Divina Pastora, Virgen santa,
que con tu ayuda podamos vivir
con fe, esperanza y amor,
que arda en nuestros corazones la virtud de la caridad
con nuestros hermanos los hombres.

Amén. +

Rezar la Salve y tres Avemarías.

Hacer la oración y los rezos tres días seguidos.

Anuncios