Inmaculada madre Virgen de la Merced tú que todo lo puedes, protectora de los reclusos, de las causas perdidas. Santísima Madre de Jesús Rey de Reyes, amorosa y benevolente madre de todos nosotros, luz divina que enciende el mar y los cielos, te ruego escuches mis suplicas.

Que por medio de tu intersección divina obres por la pronta toma de consciencia y libertad de: _________________. para que pueda seguir los caminos de las sagradas palabras que nos enseñas, pido le quites su desasosiego y angustia, haz que tu presencia divina le acompañe en estos momentos difíciles por los que atraviesa.

Colócalo bajo tu protección para que con tu amor logren olvidar el sufrimiento y las tristezas. Santa Virgen divina, te pido seas protectora de mis deseos y cumplas con las peticiones que con temor y devoción te hago. Yo te llamo Santísima Virgen de la Merced. Amén. Nombre tres veces el nombre de la persona a la que le dedica la petición. 

Tú que con tu bendición divina proteges las vidas de los desamparados, siempre nos has brindado el soporte necesario para los que nos arrepentimos de nuestras culpas. Por medio de tu palabra, pido con humildad y arrepentimiento en el corazón dulce María, dale fuerzas y salvación a tus hijos que más te necesitamos. 

Anuncios