Etiquetas

, , , ,

Los Móviles

Son esos objetos que ponemos en las entradas de nuestros hogares, en el porche, en las ventanas, en las puertas… Nos encanta escuchar como la brisa los hacen tintinear, como el viento agita sus tubos de metal trayéndonos esos sonidos relajantes.

Los Móviles de viento son herramientas que armonizan el hogar.

Fueron los indios Sioux los primeros en usarlo para espantar los espíritus y llamar a los ancestros.  Para ellos, los carillones o móviles de viento eran objetos mágicos que colocar alrededor de sus asentamientos para proteger al poblado de las malas energías. Cuando el viento los agitaba, el sonido producido por ese conjunto de piedras, metales y huesos, actuaba como barrera para alejar a los espíritus malvados.

En Oriente, los llamados “móviles de viento” también disponen de una larga historia asociada a la protección del hogar. Es interesante saber, por ejemplo que, en China, hay personas especializadas en encontrar los mejores materiales para que el viento emita los más armónicos y relajantes sonidos. Es un arte, una forma de vida enfocada a la creación de estos originales objetos que, para los chinos, son algo más que simple “ornamento”.

Los carillones o moviles de viento más apreciados son los que disponen de doce o 6 tubos de metal con una cúpula de madera. Según explican estos lutieres orientales, los sonidos son semejantes a los de un arpa. Muy relajantes y armónicos.

Por eso los carillones o móviles de viento son unos objetos capaces de armonizar y eliminar las energías negativas del hogar. En este caso resulta muy útil colocarlos en nuestras habitaciones

No hace falta que la brisa del viento los agite para traernos la buena suerte. En estos casos y según esta teoría, el hogar ya tiene en su interior sus propias “energías” y sus propios “vientos”, así pues, no tienes más que colgarlos en tu salón, o en la habitación de los niños, para permitir que ellos mismos nos aporten esas buenas vibraciones, ese ambiente positivo.

Al abrir una ventana y dejar que la brisa de la mañana agite sus pequeños colgantes, nos permitimos, durante unos segundos, entrar en contacto de nuevo con la naturaleza.

Según el arte del Feng Shui, el viento (feng) dispersa la energía. Por eso aconseja colocar campanas de viento donde haya una corriente de aire,  encima de una puerta o en la esquina oeste o noroeste de tu casa. Su agradable sonido ayuda a activar la energía favorable o Sheng Chi y a crear una atmósfera de paz, a atraer felicidad y buena suerte pues equilibra las energías

Estas  campanas, compuestas en su mayoría por tubos de metal dispuestos alrededor de un arco de madera, poseen una manera maravillosa de calmar el alma, pues no sólo la bendicen sino que también son usadas para la meditación desde los tiempos antiguos.

Su principal función consiste en energizar rincones tranquilos y disipar el mal chi con su sonido. Toda casa o estancia tiene una atmósfera yin y una atmósfera yang.  Cuando este balance se desajusta, hay que compensar la energía faltante y hay que dotar al lugar de la presencia de la vida o la energía yang. Una forma de lograrlo es utilizar los efectos revitalizantes del sonido, lo que disipa la energía negativa o estancada. Las notas altas son más yang mientras que las notas bajas son más yin. El ideal es una combinación de ambos.

Si su casa está vacía todo el día, se puede transmitir energía sonora mientras usted está fuera, colgando estos móviles en los lugares donde el viento los pueda mover. También es una gran idea para colgar un móvil en un rincón tranquilo para dinamizar el espacio y por lo tanto, evitar la acumulación de chi dañino. Es recomendable colgar el móvil cerca de un flujo de brisa, tal como por una ventana, pero no se siente directamente debajo de un móvil o lo cuelgue encima de una puerta

Anuncios