13 de junio: Fiesta de San Antonio de Padua, el “santo de todo el mundo” por @meredith976

El 13 de junio la Iglesia celebra la fiesta de uno de los santos más conocidos y venerados en el mundo, San Antonio de Padua, a quien según la tradición, se le invoca para hallar objetos perdidos.
La tradición se habría originado en un problema que tuvo con un novicio.
San Antonio nació en Portugal en 1195 en una familia de la nobleza. Desde niño se consagró a la Santísima Virgen. En su juventud fue atacado por las pasiones sensuales pero con ayuda de Dios las dominó, encontrando su fortaleza en las visitas al Santísimo.
Fue admitido en los franciscanos a inicios de 1221, participó en Asís del capítulo general de la orden de ese año y más adelante fue enviado a predicar en diversas ciudades, obteniendo un gran éxito en la conversión de los herejes.

Como la gente buscaba estar cerca de él y algunos le arrancaban pedazos de su hábito, se le asignó un grupo de hombres para protegerlo después de los sermones. En ocasiones predicaba en plazas y mercados. Bastaba su presencia para que los pecadores cayesen de rodillas a sus pies.
Se trasladó a Padua, donde ya había trabajado anteriormente. Denunció y combatió el vicio de la usura pero poco a poco la salud de San Antonio se fue deteriorando y se retiró a descansar a los bosques. Al sentir que su vida llegaba a su término, pidió regresar a Padua, pero solo llegó hasta los límites de la ciudad.
El 13 de junio de 1231 recibió los últimos sacramentos, entonó un canto a la Virgen y antes de partir a la Casa del Padre, dijo sonriente: “Veo venir a Nuestro Señor”. Fue canonizado sin que haya transcurrido un año de su muerte por el Papa Gregorio IX  y declarado Doctor de la Iglesia por el Papa Pío XII.
Un hombre retó a San Antonio a probar que Jesús estaba en la Eucaristía y dejó sin comer tres días a su mula. Llevó al animal al templo y le mostró pasto fresco, pero la mula prefirió ir con el Santo, que se encontraba al lado con una hostia consagrada, y se arrodilló.

Los objetos perdidos

A San Antonio se le invoca para encontrar objetos perdidos tal vez porque cierto día un novicio huyó del convento con un salterio que usaba el Santo. San Antonio oró para recuperar su libro y el novicio se vio ante una aparición terrible y amenazante que lo obligó a regresar y devolver lo robado.
Se dice que en una ocasión, mientras oraba, se le apareció el niño Jesús y lo sostuvo en sus brazos. Muchos fieles acuden a San Antonio para que interceda para hallar un buen esposo o esposa. Es patrono de mujeres estériles, pobres, viajeros, albañiles, panaderos y papeleros.

RITUAL PARA PEDIR PAREJA
Poner una imagen o estampa de San Antonio en un altar, rezar a diario un Padre Nuestro y hacerle la oración de petición durante 8 días pidiendo que te traiga amor verdadero,enciende una vela roja o rosada cada día
El día 9 llevar esa estampa a una iglesia dando las gracias porque ya llegó tu alma gemela , enciende una vela roja o rosada

Oración a San Antonio

Señor Dios te pido que escuches mi oracion por intercesión de San Antonio de Padua.
  Oh San Antonio de Padua, tu que has obtenido de Dios la gracia de restablecer el orden perdido, te pido que ruegues conmigo al Maestro Jesus para que juntos, reunidos en Su Nombre, El esté entre nosotros y escuche nuestra oración. Acompañame en ella.
 Señor Dios, junto a San Antonio de Padua te pido que me ayudes a restablecer el orden perdido en…….. (Especifica aquí el tema de tu vida que no responda al Plano Azul Original, vale decir, lo que no esta en el orden lógico en el mundo físico. San Antonio de Padua puede interceder en asuntos de bienes Ej. Una casa que fuera usurpada, que regrese a la propiedad de su dueño. Ej: Recuperar un derecho perdido y mucho mas. Discierne!!).
Maestro Jesus, a Tu servicio estoy. Ayúdame liberando la energía invisible que bloquea mis asuntos terrenales. Yo me haré cargo, con tu inspiración, de mover lo que haga falta en el mundo para que ello ocurra.
 Maestro Jesus, te lo suplico, ayúdame creando las condiciones energéticas necesarias para que ello se manifieste.
Te pido: poder
Señor Dios, para Ti trabajo, se mi buen amigo y protector. Sácame de la oscuridad e ilumina mi corazón oprimido por las urgencias materiales. Ilumina tambien mis ojos con Tu luz divina para que sea capaz de ver las lecciones de mi entorno. Ayúdame a valorarlas en su justa medida. Permite que cuente con tu amistad. Asisteme para que mis contratos contigo prevalezcan sobre todos los contratos de esta Tierra.
Maestro Jesus, solo en Ti espero. Acepto que los otros, tanto como yo, solo somos las piezas de un juego multidimensional que Tu dominas como Su Creador que eres.
  Señor que yo no olvide nunca mi tarea y mi compromiso de trabajar para Ti hasta el último día de mi vida.
  Gracias Señor por haberme escuchado. Gracias Maestro Jesus. Gracias hermano San Antonio de Padua por haberme acompañado en este pedido, Dios te bendiga.
 Amen. Amen. Amen. Amen”

Anuncios