Etiquetas

, , , ,

El  Reiki por @meredith976

El reiki es una disciplina japonesa milenaria que utiliza las manos para restablecer la salud y equilibrar los campos energéticos. No existen referencias escritas de esta antigua técnica, que fue redescubierta a principios del siglo pasado gracias a Mikao Usui. Su nombre, reiki, es una palabra sánscrita que significa “Energía Vital Universal”.

Aplicaciones del reiki

Con esta técnica podemos obtener los siguientes beneficios:

* Desbloquear la energía estancada.

* Proporcionar energía vital, alegría, fuerza.
* Apoyar y complementar cualquier tratamiento convencional de una enfermedad.
* Reducir el estrés y favorecer la calma, la serenidad, la paz interior.
* Evitar el insomnio y favorecer un sueño profundo y reparador.
* Corregir migrañas.
* Reducir el dolor físico o el sufrimiento emocional.
* Favorecer el tránsito intestinal y evitar el estreñimiento
* Equilibrar la energía en embarazo y postparto
* Y un larguísimo etc…

Fundamentos del reiki
El reiki es una técnica terapéutica de canalización de la energía vital a través de la imposición de las manos
Para ello, el reiki aplica la teoría de los campos energéticos o chacras que recorren el cuerpo y, a través de las manos,  equilibra esos canales y  desbloquea la energía estancada que genera la enfermedad o bloqueo físico

Según la filosofía del reiki,  la enfermedad física, emocional, mental o espiritual surge cuando se bloquea algún campo energético. Al restablecer mediante la técnica del reiki el flujo normal de energía, nuestro cuerpo puede poner en marcha de manera eficaz su sistema de supervivencia y restablecer la salud y la vitalidad. Por esto, el reiki trabaja sobre los distintos campos con los siguientes beneficios:

* Físico: Para mejorar cualquier dolencia del cuerpo.
* Emocional: Para trabajar sobre problemas emocionales, insatisfacción, miedo, malestar, ira, etc.
* Mental: Insomnio, estrés, etc.
* Espiritual: Paz, armonía, felicidad.

Aunque para las personas escépticas puede resultar un argumento con matices mágicos, lo cierto es que tiene bastante relación con algunas premisas de la Física Cuántica. Además, las personas que lo practican aseguran que tiene resultados extraordinarios. De hecho, cada vez más hospitales y centros clínicos lo incorporan como terapia complementaria al tratamiento convencional.

¿Quién puede recibir reiki?
Puesto que el reiki es una terapia holística, no agresiva ni invasiva, que trabaja sobre los campos energéticos naturales del cuerpo y que no tiene efectos secundarios ni contraindicaciones, está indicada en todo tipo de personas independientemente de su edad, sexo o condiciones particulares, ya sean bebés, personas mayores e incluso durante el embarazo.

¿Quién puede ser terapeuta de reiki?
Para ser terapeuta de reiki no es necesario ninguna condición especial. Simplemente debemos dirigirnos a un centro especializado donde podamos aprender la técnica, la filosofía, sus fundamentos y la práctica manual.
Existen distintos grados de Reiki que se pueden aprender poco a poco o de manera intensiva, dependiendo del centro y del curso en particular.
Una vez aprendida la técnica, cualquier persona puede ofrecer reiki. Eso sí, la intuición, la sensibilidad y el compromiso de cada terapeuta son valores añadidos que cada persona desarrolla de manera independiente y que debemos tener en cuenta a la hora de elegir terapeuta de confianza.

Reiki y medicina convencional
El reiki está recomendado y reconocido como terapia alternativa por la Organización Mundial de la Salud. En EE.UU. y Reino Unido está incluido en el sistema público sanitario y se utiliza en más de 1000 hospitales como práctica complementaria a los tratamientos convencionales según un artículo publicado por El Mundo. Es más, los servicios de emergencia de Nueva York incluyen formación de reiki.

En España, al igual que ocurre con muchas otras terapias alternativas y sistemas más naturales y alternativos, vamos un paso por detrás. Pero la buena noticia es que ya existen unos cuantos hospitales públicos como el “Gregorio Marañón” o el “Hospital de La Paz”, ambos en Madrid, que han empezado a utilizar el reiki tras comprobar los efectos beneficiosos que ejerce en sus pacientes.

El diario ABC también informa en un artículo reciente que el personal sanitario de los hospitales madrileños “Ramón y Cajal” y “Doce de Octubre” reciben cursos de reiki.

¿Cómo es una sesión de reiki?
Una sesión de reiki dura aproximadamente unos 50 minutos, en los que el o la terapeuta coloca sus manos a lo largo de los diferentes chakras del cuerpo para canalizar la energía vital. La persona que recibe la sesión se coloca tumbada en una camilla y no es necesario desvestirse. Como siempre, al tratarse de terapias alternativas que trabajan de forma holística, el ambiente, la calma, la música, o incluso el aroma de la sala tendrán un efecto directo sobre la sensación de bienestar de quien solicita esta terapia milenaria.

Con mucha frecuencia, la terapia de reiki utiliza aceites esenciales para trabajar sobre las emociones, además de sobre los canales energéticos.

Es probable, aunque no necesario para que funcione, que al recibir una sesión de reiki sintamos determinadas emociones o sensaciones corporales, como por ejemplo frío o calor, cosquilleo, llanto repentino o risa que surge sin explicación o motivo. Esto puede deberse a la movilización de las energías que habían quedado estancadas. De hecho, hemos experimentado en nuestra propia piel ese estado emocional que invade toda racionalidad de pensamiento.

Concluyendo, el reiki es una terapia inofensiva, muy eficaz para las personas que confían en ella y cada vez más empleada por el sistema sanitario convencional, a pesar de estar considerada por la comunidad científica como una pseudociencia, ya que no existen estudios clínicos ni científicos que confirmen su eficacia más allá del efecto placebo.
Sin embargo, el reiki ha sido utilizado desde la antigüedad y sigue los fundamentos energéticos del cuerpo humano (y de la vida en general) a los que la ciencia moderna se acerca a través de la Física Cuántica.
Tocar es algo maravilloso, dar y recibir calor a través de las manos es una experiencia llena de amor y compasión que, sin duda, deberíamos practicar con más frecuencia. Por eso, no sólo te animamos a recibir sesiones de reiki sino a aprender reikipara poder aplicar esta técnica armoniosa a tu familia y a cualquier persona que se cruce en tu camino y a quien te apetezca ayudar.

Si deseas formarte como terapista, o una sesión de Reiki no dudes en comunicarte con mi maestro Reiki @ajeletherrera

Anuncios