Etiquetas

,

La Libélula por @meredith976

La libélula ha sido un tema de intriga en cada continente que habita y dentro de cada civilización ha tenido un único sentido, para su comportamiento y estilo de vida. Los nombres de libélula y de Odonata para definir a la familia que pertenece, han evolucionado a partir de los mitos asociados con estas criaturas y sus primos taxonómicos, los caballitos del diablo.

El nombre de la familia Odonata viene de la palabra griega para diente, debido a que se creía que los odonatos tienen dientes. Ahora es un hecho comprobado que no tienen “dientes”, pero sí tienen fuertes mandíbulas que utilizan para aplastar a sus presas.

Simbolismos de la libélula

Madurez y profundidad del carácter: la libélula, en casi todas las partes del mundo, simboliza el cambio en la perspectiva de la auto-realización, la madurez mental, emocional y la comprensión profunda del significado de la vida. Su vuelo a través del agua representa un acto de ir más allá de lo que está en la superficie y mira en las implicaciones y aspectos más profundos de la vida.

Poder y equilibrio: el vuelo ágil de la libélula y su capacidad de moverse en todas las direcciones destilan una sensación de poder y equilibrio, algo que sólo viene con la edad y madurez. La libélula puede moverse 45 millas por hora, volando en línea recta, hacia los lados, arriba o hacia atrás como el colibrí, vuela en cualquier dirección. Lo alucinante es que puede hacer esto mientras bate sus alas tan sólo 30 veces por minuto, mientras que los mosquitos y las moscas tienen que batir sus alas 600 y 1 000 veces por minuto, respectivamente.

Derrota de las falsas ilusiones: La libélula expone matices tanto en sus alas como en su cuerpo. La iridiscencia es la propiedad de un objeto a manifestarse en diferentes colores dependiendo del ángulo y la polarización de la luz que incide sobre él. Esta propiedad supone el fin de las ilusiones creadas por uno mismo y una visión más clara de la realidad de la vida. La propiedad mágica de iridiscencia se asocia también con el descubrimiento de las propias capacidades al desenmascarar el yo real y la eliminación de las dudas que uno proyecta en su propio sentido de la identidad. De nuevo, esto significa indirectamente auto-descubrimiento y la eliminación de las inhibiciones.

Centrarse en vivir el momento: la libélula vive normalmente la mayor parte de su vida como ninfa, no como adulto, estado en el que solo vive unos dos meses. La libélula adulta lo hace todo en este poco tiempo. Este estilo de vida simboliza y ejemplifica la virtud de vivir en el momento y vivir la vida al máximo, siendo consciente de lo que eres, dónde estás, lo que estás haciendo, lo que quieres.

La apertura de los ojos: los ojos de la libélula definen una de las más increíbles e impresionantes vistas inspiradoras. Dado que casi el 80% de la potencia del cerebro del insecto se dedica a la vista y el hecho de que puede ver en 360 grados alrededor, simboliza la visión desinhibida de la mente y la capacidad de ver más allá de las limitaciones del ser humano.

Usar un amuleto de Libélula te ayudará a vivir el presente aquí y ahora, disfrutando el momento para luego avanzar a través de la madurez 

Recuerda que la libélula siempre te conecta con el espíritu joven 

Los amuletos debes limpiarlos y energizarlos antes de usarlos:.
– Puedes lavarlos con agua bendita
– Agua y sal marina y luego enjuagar, tambien con agua de mar
– Agua de lluvia
– Energía de sol y luna
– Pasarle inciensos o por la llama una vela
– Igualmente cada cierto tiempo vuélvelos a limpiar y energizar