Etiquetas

, , , ,

 

Mal de ojo

El denominado como mal de ojo es una creencia popular según la cual cualquier persona tiene y presenta la capacidad de producir el mal a otra persona, simplemente con mirarla. Sobre la persona afectada se dice que “le echaron mal de ojo”.

Se trata, por tanto, de una creencia extendida universalmente, a través de una grandísima diversidad de pueblos y culturas. Por ejemplo, en algunas culturas orientales se cree que las personas con ojos claros tienen un mayor poder para hacer mal de ojo.

Creencia popular supersticiosa, que encontramos de manera extendida en muchísimos pueblos y civilizaciones. Se trata, de hecho, en una creencia bastante arraigada y común en una amplia diversidad de culturas hispanoamericanas y mediterráneas.

Según la misma, una persona es capaz de producir daños, enfermedades y desgracias a otra sólo con mirarla. Por ello, cuando nos encontramos frente a esa parte dañada o afectada, se dice que “el individuo está ojeado, con el ojo encima, o que le echaron mal de ojo”.

Mal-de-ojo-envidia

Es decir, se considera que el ojeo es causado de manera intencional. O que, en caso de no serlo, proviene del odio o de la envidia que esa persona pueda sentir hacia la “víctima”. No obstante, se cree que existen casos en los que el mal de ojo se produce precisamente “sin querer” (sin una clara intencionalidad).

¿CÓMO QUITAR EL MAL DE OJO?

La tradición popular afirma que una forma de quitar el mal de ojo es a través de un rezo, el cual debe realizarse siempre después de haberse persignado con la señal de la cruz.

Evidentemente, este rezo se trata de una creencia totalmente popular, que puede no ser cierta. No obstante, ha pasado de generación en generación hasta llegar a nuestros días, probablemente porque la intención con la que las personas lo repetían les ayudaba a cumplirse y autoprotegerse.

Además de quitar el mal de ojo, existen diferentes formas de protección contra el mal de ojo:

– Colocar en la persona afectada una cinta roja.

– Colgar en el lugar donde vive o donde la persona trabaja o descansa diferentes amuletos. El más conocido es el ojo turco.


Las oraciones contra el mal de ojo se buscan principalmente cuando los niños padecen de estos males, que principalmente son puestos por personas con malas o buenas intenciones. Existen personas que solamente con mirada a los niños pueden causarle enfermedades como diarrea, fiebre, vómito o pérdida de apetito.

Estas miradas son tan pesadas que les causan dichas enfermedades a los niños pequeños. Estas personas que tienen este tipo de mirada muchas veces no saben que causan estas enfermedades en los niños pero como también si hay personas que saben que causan estos males y causan males a los más pequeños o personas adulta con todo el sentido .

Tipos de Mal de Ojo

Mal de ojo mental

Este tipo de mal de ojo es ejercido por una persona para hacerle daño a otra persona pero sin realizar ningún tipo de ritual puesto que la proyección es consiente o inconsciente de energías negativas innatas en las persona. Este tipo de mal de ojo afecta principalmente a los niños pequeños como también adultos.

Este tipo del mal de ojo se puede curar con la disposición interior de rechazo del mal o la ejecución de un ritual de limpieza realizado por uno mismo que suele solucionar el problema y siendo conveniente repetirlo cuantas veces sea necesario.

El ojo bobo

El ojo bobo se le llama porque la persona que lo presenta no se da cuenta de cosas que pasan a su alrededor y anda siempre desorientado.

El ojo secador

Este tipo del mal se caracteriza porque la persona que lo padece pierde de peso al pasar de los días de una manera sorprendente.

Mal de ojo a bebes

Se reconoce fundamentalmente porque los bebes comienza a vomitar una sustancia verde que la llaman hiel. Según diversas tendencias advierten que éste tipo de mal de ojo es el más poderoso y deben realizar trabajos rápidos ya que pueden hasta perder la vida por lo peligroso.

Así mismo se caracteriza esta enfermedad por un llanto persistente, fiebre, dolor de cabeza, vómito y diarrea de color verde y de mal olor.

Síntomas del mal de ojo de bebe

– Diarrea de color verde constante sin tener ninguna enfermedad.
– Llanto persistente sin causa aparente.
– Sueño alterado en el bebe pues le cuesta mucho quedarse dormido y al quedarse dormido despierta rápidamente.
– Pérdida del apetito del niño sin existir ninguna enfermedad que lo cause.
– Vómitos continuos y bastante frecuentes sin ninguna causa.

Mal de Ojo causado por Brujería

Son mal de ojos realizados por rituales en virtud, son hechos con total conocimiento y maldad para conseguir algún fin deseado.

Este tipo de mal de ojo por ser algo fuerte se necesita la ayuda de personas especialistas en el área para romper con tal hechizo.

Son hechizos realizados por medio de rituales e invocaciones por personas con conocimientos y fuerza necesarios para conseguir el fin que se desea.

Cuando se es víctima de una brujería maligna hay una serie de síntomas indicativos:

– Toma de decisión equivocada aunque quiera ir por otro camino.
– Intuición personal siempre equivocada.
– Sensación de ser empujado o se golpea sin sentido.
– Frecuentes discusiones sin causa aparente.
– Falta de ilusión y desmotivación.
– Cansancio progresivo sin tener ningún tipo de esfuerzo.
– Ruptura de algún objeto con ruido desmedido y sin causa aparente.
– Quemas de bombillos o aparatos electrodomésticos.

Rituales para sacar el mal de ojo

Baño de ruda para el mal de ojo

Ingredientes
Planta de Ruda
Agua

 

Pasos a seguir:

Toma unas cuantas hojas de la planta ruda y coloca en agua.
Deja que el agua absorba las propiedades de la planta por lo menos toda una noche o hiervelo por 30 mint

Al bañarte colócate el agua de ruda desde la cabeza. El agua de ruda la debes colocar como última agua antes de salir del baño sin retirarla.

Con este baño de ruda contra el mal de ojo también es recomendado para limpiar el cuerpo de muchas energías malas que puedas poseer.

La cinta roja y ojo turco para quitar el mal de ojo

Materiales:
Cinta roja
Ojo turco

Pasos a seguir para el Ritual

Tomar la cinta roja y el amuleto ojo turco.
Persignarse haciendo la señal de la Santa Cruz.

Jesús dulce nombre, donde Jesús se nombró todo el mal se quitó, donde Jesús se ha nombrado todo el mal se ha quitado.
Santa Ana parió a María, Nuestea Señora Santa Isabel y San  Juan  Bautista, así como estas palabras son santas y verdaderas, permíteme Señor quitar mal quebranto y espanto que en el cuerpo de “nombre de la persona afectada” se encuentre.

Luego seguidamente se reza el credo completo 3 veces:

Creo en Dios Padre Todopoderoso, creador del cielo y de la tierra, creo en Jesucristo su único hijo nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu  Santo, nació de Santa María Vírgen , padeció bajo el poder de Poncio Pilatos, fue crucificado, muerto y sepultado; descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la diestra de Dios Padre Todopoderoso, desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos. Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia Católica, la comunión de los Santos, el perdón de los pecados, la resurrección de los muertos y la Vida  Eterna. Amén

Por último se repite lo siguiente 3 veces y se persigna al terminar: Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo , como era en un principio ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén.

Rezos a San jorge para curar el mal de ojo

 

Material necesario:

Estampa de San Jorge

 

 

Pasos a seguir

Solo debe esperar una hora la cual puedas estar concentrado  y pedir con toda la fe.

¡Oh! San Jorge, siervo de nuestro Señor Jesús, tu que defendiste a los cristianos y a todo hombre de buena fe, invoco tu defensa en este día y en esta hora, para que cortes y recortes ligaduras amarraduras, saladuras y todo lo que pueda perturbar a “ nombre de la persona afectada” Protege su casa y sus seres queridos hoy y siempre, por los siglos de los siglos. Que así sea. Amén 

Esta oración contra del mal del ojo es usada frecuentemente ya que San Jorge es un santo que al ser invocado es el ideal para tratar el mal de ojos.

Amuletos contra el mal de ojo

 

Los amuletos más comunes utilizados en Latinoamérica son: una semilla llamada ojo de venado ( también conocidas como pepas de zafiro) , cuentas de vidrio (chaquira roja y negra), un imperdible de plata con un ojo azul de vidrio, ámbar, un collar hecho por sí mismo, etc.

En Chile, muchas veces se santigüa a los bebés, en una especie de unión de las tradiciones cristianas y las paganas; en Perú y México se pasa un huevo o un cuy por todo el cuerpo del afectado para extraer el mal.

En Centroamérica, existen varias formas de curar el mal de ojo, que también se conoce como ojeo u ojo; se cree que los más afectados por este padecimiento son los niños.

Una de ellas consiste en frotar suavemente alrededor de las órbitas oculares con el cordón umbilical de una persona del sexo contrario al del enfermo (en algunos lugares de la provincia mexicana todavía se acostumbra guardar el cordón umbilical de los recién nacidos). También se puede tallar o tapar al niño con alguna prenda de ropa usada y sudada del padre. Si se sabe quién fue la persona que causó el daño, se le pide que cargue al niño. Asimismo suele recurrirse a una piedra llamada ixahi, la cual se utiliza para absorber el “mal” al frotarla en el cuerpo. Una vez hecho esto, es necesario tirarla. Son de uso frecuente las limpiezas con pirul, tabaco, chile ancho, huevo, copal negro, hojas de pipe e incluso fuego.

En caso de que quien haya ocasionado el ojo al niño sea un animal, se recomienda remojar camalonga en agua y dar a beber al pequeño el polvillo que queda en el recipiente.

En Argentina, Ceferino Namuncurá, nacido en el pueblo de Chimpay o Chimpai, es a quien se adjudica, en la creencia popular o folclórica argentina, el descubrimiento del remedio para el ojeamiento o mal de ojo, y la enseñanza a los pueblerinos locales de dicho arte. Por esto, los curanderos o chamanes provenientes de la región de referencia son considerados por los supersticiosos como los más apropiados para realizar estos rituales.

En Venezuela, “se manda a preparar el ombligo” del recién nacido una vez que este se desprende a las pocas semanas de haber sido dado a luz. Esto es realizado por brujos o curanderos que rezan y colocan el ombligo en una funda roja pequeña para cargarla como amuleto o bien depositarlo en la cuna del bebé.

Si el bebé ya tiene mal de ojo, se lleva a un “ensalmador” que ensalma (reza) frente al niño haciendo la señal de la cruz repetidas veces. Este tratamiento se realiza a veces por tres sesiones seguidas, una por día. Se recomienda que los neonatos carguen una cinta roja en una de las manos además de un amuleto de azabache, la cual consta de cuencas de color rojo (en el Caribe esas cuentas suelen ser de coral rojo) y negro alternadas, y generalmente con una figura de un puño de azabache. Es común ver a los niños con este amuleto. Son generalmente fabricados por indígenas.

 

Anuncios