“Llego el momento de orar”, de ponernos de rodillas, de pedir perdón, de creer.

Llego el momento de dar una muestra de fe, de esperanza, de ayudarnos para salvar a nuestros hijos.

Llego el momento de sufrir, de llorar, de escuchar al Padre y a la Madre.

“Les prometí cambios” , les di esperanzas, les hable una y otra vez. Ahora solo depende de ustedes la salvación. La fe de cada uno sera el arma, no sigan poniendo mejillas, pongan sus rodillas, solo así verán el cambio.

Solo les pido una muestra de fe y esperanza, pase lo que pase crean en mi.

Muchos estarán protegidos por mi manto, pero tienen que creer lo que he dicho, busquen mis mensajes y lo entenderán. Sera natural, terrenal y espiritual.

Mis hijos llego la ora de orar de ponerse de rodillas en el momento preciso, con el alma puesta en mi, en la fe, sin miedos, sin dudas.

Llego el momento de orar.

 

Anuncios